Continúan crímenes contra periodistas en México

Anatanael Medina

 Yolanda Ordaz de la Cruz era su nombre, edad 35 años, medio: Notiver en la ciudad de Veracruz. Una mujer, una periodista más que ha sido asesinada. Los motivos aún se desconocen. Pero la historia se repite, su cuerpo fue encontrado al lado de una cartulina que decía “Los amigos también traicionan, atentamente Carranza”.

Fue la tercera persona asesinada de dicho medio en un lapso de dos meses.  El 20 de junio el periodista Miguel López Velasco, alias Milo Vela y subdirector de la publicación local, fue asesinado en su casa junto con su esposa e hijo, quien tenía poco tiempo de haber ingresado al diario veracruzano.

Pero del Diario Notiver ya había tenido avisos. El  3 de mayo de 2007 una cabeza fue arrojada en las inmediaciones del periódico con la leyenda “este es un regalo para los periodistas, van a rodar más cabezas y Milo Vela lo sabe muy bien”,  y lo cumplieron. Todo esto ha sido documentado por la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, organismo que además ha anunciado que México se ha convertido en un país peligroso para quienes ejercen la libertad de expresión.

También en Veracruz se dio el asesinato contra Noel López Olguín, quien había desaparecido en marzo de 2011 y de quien sus restos se encontraron en la finca “los tres hermanos”, en el municipio de Jáltipan a finales de junio. Este reportero colaboraba para el semanario de Acayucan y el diario la Verdad; y ya había recibido amenazas por haber publicado información en la que daba cuenta de la relación policial con la delincuencia organizada.

Pero Veracruz no es el único lugar en donde se ha lesionado la libertad de expresión con estos hechos. Pablo Ruedas Barraza, colaborador del Diario del Yaqui y El regional de Sonora fue encontrado acribillado el 13 de junio del presente año. Según algunos de sus propios compañeros, ya había recibidos amenazas y las autoridades tenían conocimiento de ello.

Por otra parte en el Estado de México, el reportero de los periódicos Puntual y Diario de México, Ángel Castillo Corona fue asesinado a golpes mientras viajaba con su hijo con dirección a Santiago Tianguistenco, quien murió al ser arrollado por un vehículo en el lugar de los hechos. Castillo Corona llegó con vida al hospital peor fue imposible su recuperación por el crítico estado en que llegó.

Por todo lo anterior, una de las recomendaciones del organismo para reducir el número de atentados y asesinatos contra periodistas es que las autoridades den verdaderamente la protección necesaria, así como una verdadera indagatoria que conduzca a los responsables y su correspondiente castigo, pues en caso contrario, estas situaciones se seguirán presentando en el país

Las cifras van en aumento, y es que el informe presentado a inicios de este año, indica que desde el 2005 a la fecha, 66 periodistas de diversos medios han sido asesinados, además de que hay 12 desaparecidos y se han registrado 18 atentados directos contra medios de comunicación.

Por su parte las autoridades lo único que han respondido, es que se están investigando todas las líneas posible, pero no hay certeza de que se resuelvan los casos en forma inmediata o por lo menos en el mediano plazo.

Ante todos estos hechos, diversas asociaciones de periodistas en todo el país, han exigido a las autoridades que se protejan las garantías individuales y la vida de quienes ejercen la libertad de expresión. Pues en el caso de Yolanda Ordaz, el procurador Reynaldo Escobar, en su conferencia de medios, dejó entrever que había cierta relación entre la periodista y grupos del crimen organizado, lo que es un acto de total irresponsabilidad, pues antes de hacer aseveraciones de este tipo, se tienen que agotar las líneas de investigación.  Además de que en esa conferencia, no se permitieron las preguntas de la prensa.

Y es que el caso llegó a instancias internacionales. Irina Bokova, directora general de la UNESCO, ha condenado el asesinato de Ordaz de la Cruz y pidió al gobierno aplicar medidas enérgicas para frenar la violencia en el país que se está dando contra la prensa. Dijo que esta es una muestra de que la violencia contra periodistas está aumentando y que es necesario un actuar ejemplar de las autoridades para llegar a los responsables. Agregó que es preocupante, pues es la tercera mujer periodista asesinada en este país.

Por su parte, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navy Pillay, dijo estar consternada por la situación que se está dando en el país y aseveró que estos hechos de ninguna manera pueden ni deben de quedar impunes.

Uno más fue el del  periodista Humberto Millán Salazar, director del portal A discusión, y colaborador de Radio Fórmula Sinaloa, de quien a 24 horas de ser levantado por un comando armando, el 24 de agosto en la ciudad de Culiacán, su cuerpo fue encontrado en el Campo Morelia a las afueras de la ciudad con un disparo en la nuca.

Debemos observar que estas cifras han superado a los conflictos en Oriente Medio, en donde se ha condenado fuertemente los atentados contra la libertad de expresión. En Pakistan hubo siete muertes de periodistas relacionadas con su profesión. Pero en nuestro país estas cifras son más altas y el problema es que la negligencia de las autoridades y la impunidad son la constante en todos los casos.

Al cierre de esta edición, en el Distrito Fedral, concretamente en la delegación Iztapalapa, fueron encontradas sin vida las comunicadoras, Ana María Marcela Yarce Viveros y Rocío González Tráfaga; la primera fungía como publirrelacionista de la revista Contralínea y la segunda trabajaba de forma independiente. La línea de investigación que se sigue, indica que el crimen no tiene relación con su quehacer periodístico, pero finalmente se suman al gremio de comunicadores. Enseguida de estos hechos, el portal Contralinea fue suspendido. ¿A qué se debió?

Organizaciones como la ONU y la Federación internacional de Periodistas, han señalado a México como el país más peligroso para ejercer esta profesión, superando a Colombia y Venezuela. El pan diario de los reporteros de la fuente  policiaca son las intimidaciones, extorsiones, amenazas y en algunos casos secuestro, tortura y muerte. Muchos medios han recibido “advertencias” por parte del crimen organizado, en otros casos, por temor, los directores deciden guardar silencio.

Mientras, el presidente calderón dijo en su Informe que su estrategia está dando resultados. A nadie engaña. ¿Hasta cuándo se van a detener estos crímenes, hasta cuando las autoridades van a encontrar a los culpables? ¿A qué número de asesinatos de comunicadores llegaremos al 2011? Son sólo cuestionamientos que se hacen los medios de comunicación. ¿Qué sigue, quién sigue? ¿Qué harán las incompetentes autoridades?

Las cifras:

Periodistas asesinados:

En 2007 fueron 6

En 2008 fueron 5

En 2009 fueron 8

En 2010 fueron 14

En 2011 (septiembre 1) van 8 más lo que se acumule en la semana.

Marcela Yarce nació en Puebla. Estudió Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Popular Autonóma del Estado de Puebla (UPAEP) y se graduó en el año de 1998.