¿Amor y Paz?

Movimientos Estudiantiles

Rocío Carrera y Anatanael Medina

Amor y paz fue una de las frases características de los años 60. Dedos índice y medio extendidos, los otros flexionados y con la palma hacia fuera simbolizan el amor y la paz que se buscaba en esa época, sin embargo los conflictos tanto políticos como sociales cobraban auge, reflejándose en el sector estudiantil con protestas y manifestaciones que llegaron a convertirse en verdaderos movimientos sociales. Aquí, un recuento de los más importantes.

Universidad Berkeley (California) 1965

En este campus se originó la primera gran concentración de estudiantes, pues el entonces presidente Lyndon B. Johnson decretó reclutamientos masivos obligatorios. Cerca de 40 mil jóvenes serían movilizados cada mes sin entender ellos a ciencia cierta el por qué debían ir a luchar a un país que pocos conocían. Así, en esta primera protesta estudiantil se realizó la quema de miles de actas de reclutamiento. Las consignas de los estudiantes se extendieron a otros estados de la Unión Americana como  país Míchigan, Nueva York y Washington.

Universidad de Nanterre (Paris) 1968

En marzo de ese año, ocho estudiantes protestaron por la detención de algunos pacifistas. Se encerraron en la universidad de Nanterre. La agrupación estudiantil denominada M22, influenciada por corrientes trotskistas y maoístas, realizó diversas movilizaciones, por lo que autoridades universitarias y la policía cerraron Nanterre, hecho que ocasionó un descontento mayor. Los estudiantes iniciaron sus protestas en  Sorbona para protestar contra este cierre y las medidas disciplinarias contra miembros del M22.

El 13 de mayo se realizan las manifestaciones más importantes (conocidas como Mayo Francés) desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Una de las consignas más coreadas fue ¡diez años, ya basta!, en referencia a los 10 años de la vuelta de Charles de Gaulle al poder.

Universidad de Columbia (New York) 1968

En la última semana de abril de ese año, la Universidad de Columbia, fue ocupada en protesta contra la contribución a las actividades del Pentágono y en solidaridad con los habitantes del gueto de Harlem.
Praga (Checoslovaquia) 1968

La Primavera de Praga, en la cual hubo dos vertientes, La política, en la que miembros del Partido Comunista Checo, como Alexander Dubcek, encabezaron reformas aperturistas; y la social, en la que universitarios, obreros e
intelectuales se metieron para defender lo que la ahora extinta Unión Soviética les negaba: mayor libertad. La Universidad pasó a convertirse en un foro artístico y efervescente.

Plaza de Tiananmen (China) 1989

La muerte del aperturista Hu Yaobang encendió los ánimos, sin embargo la falta de diálogo fue lo que provocó
las mayores manifestaciones. Miles de jóvenes se declararon en huelga de hambre en la emblemática plaza de Beijing. Den Xiaoping ordenó finalizar con las protestas sacando los tanques a la calle. El 4 de junio fue aplastado un número aún desconocido de estudiantes desarmados. 400 según el gobierno y 4 mil según la Cruz Roja.

Plaza de las Tres Culturas (México) 1968

Mención aparte merece este capítulo nacional.

Un pleito entre estudiantes de dos preparatorias (Isaac Ochoterena y Vocacional 2), terminó en la masacre de Tlatelolco durante el sexenio de Gustavo Díaz Ordaz. Y es que las autoridades fueron incapaces de mediar los enfrentamientos de los estudiantes y temerosas de que la imagen de México se viera dañada ante la comunidad internacional por las Olimpiadas a realizarse, iniciaron las hostilidades y mostrando su total intolerancia, derribando de un bazucazo la puerta de San Ildefonso y tomando otras universidades.

El 2 de Octubre intelectuales, estudiantes y obreros se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas para realizar un mitin, durante este evento, el ejército se mantenía atento para evitar disturbios, mientras que el grupo paramilitar Batallón Olimpia, se infiltraba entre la multitud, hasta llegar al edificio Chihuahua, donde se encontraban los oradores del movimiento y varios periodistas nacionales y extranjeros.

Alrededor de las seis de la tarde un helicóptero sobrevolaba la Plaza; se dispararon bengalas, que según testimonios de los estudiantes y algunos periodistas, fue la señal para que los francotiradores del Batallón Olimpia abrieran
fuego contra los manifestantes y militares que resguardaban el lugar para hacerles creer, a estos últimos, que los estudiantes eran los agresores. Los militares al notar repelieron la supuesta agresión dirigiendo sus disparos contra la multitud de manifestantes que se encontraban en Tlatelolco.

Los que lograron escapar del tiroteo se escondieron en  los edificios aledaños, pero el ejército entró con violencia a las casas en busca de manifestantes, disparando a quien se opusiera sin tomar en edad ni condición. A 43 años de esa carnicería contra el pueblo mexicano, se desconoce la cifra exacta de los muertos y heridos, la prensa de ese entonces calló el asesinato de miles de jóvenes estudiantes de secundaria, preparatoria y universidad.

El gobierno por su parte, declaró que la cifra exacta de muertos fue de tan sólo 20. En 1971, la escritora Elena
Poniatowska, en su libro La noche de Tlatelolco, publicó la entrevista de una madre que buscó entre los cadáveres a su hijos y reveló que por lo menos había contado 65 cuerpos en un  solo lugar.

Chile 2011

Pero en pleno siglo XXI todavía podemos encontrar represión; tal es el caso chileno, quien lucha por una educación
pública y gratuita. En mayo de este año, estudiantes de ese país se movilizaron para exigir mejores condiciones educativas, ya que una carrera universitaria de 5 años, tiene un costo total de 10 millones de pesos chilenos (más
de 20 mil dólares). El principal disgusto radica en que los bancos e instituciones ofrecen una gran variedad de créditos con sus respectivos intereses, por lo que al finalizar la carrera cada estudiante tiene una gran deuda.

Las causas de estos movimientos son diversas, pero predominan la inconformidad por la desigualdad; así como la
búsqueda de la libertad de expresión. Sin importar el nombre, Francia, Argentina, Estados Unidos,  México o
cualquier otro país, han sido protagonistas de estos episodios no tan agradables para la memoria histórica del mismo.