La pasión de una noche

Noche desgentada, como cualquier otra noche en la era

Sin cita previa llegas a mi. ¡hay tus ojos!

Negros como la noche me subyugan,

Tu boca me el¿nloquece; todo me da vueltas

Me falta el aire, apenas respiro.

Sólo alcanzo a sentir tu lengua lamiéndome entera

Y entonces comprendo que estoy irremediablemente perdida en ti