La decisión que nadie quiere
Aborto
Rocío Carrera

La interrupción del embarazo ha sido causa de un fuerte debate dentro de la sociedad, por un lado está la postura religiosa, la cual señala estar en total desacuerdo con el aborto. Por el otro, una parte de la sociedad que está de acuerdo en determinadas ocasiones. El aborto se puede realizar de dos formas: espontáneo y provocado; el primero surge cuando el embrión o feto mueren espontáneamente antes de que se haya desarrollado lo suficiente para poder sobrevivir. El segundo es la interrupción deliberada del embarazo mediante la extracción del embrión de la cavidad uterina.

No todas las personas miran con buenos ojos al aborto, pero toda mujer tiene el derecho de tomar su propia decisión. El aborto es un método médico simple que termina el embarazo. A lo largo de la historia y alrededor del mundo las mujeres se han practicado este procedimiento. Pero este tema incluye a todos los sectores de una sociedad. En octubre pasado el ex diputado del PRD Rodolfo Huerta Espinosa, integrante de la legislatura local 56, expresó que el tema de la despenalización del aborto en la ciudad ya no se puede evitar, ya que es un reclamo importante de la sociedad.

¿Legalización o no?
En abril de 2007 la Asamblea Legislativa del DF aprobó una reforma donde se despenalizaba en la ciudad de México el aborto realizado en las primeras 12 semanas de gestación. Ante estas acciones el entonces secretario de Salud del DF, Manuel Mondragón afirmó que “Se ha hecho justicia para la salud y la equidad de género. Es una victoria para México y principalmente para las mujeres”, dijo en su momento. A cuatro años de la despenalización del aborto en la ciudad de México, casi 40 mil mujeres del DF y de otros estados de la Republica han interrumpió sus embarazos sin complicación alguna y en condiciones seguras.

En una entrevista realizada a Natalí Hernández Arias, por e-consulta el 29 de septiembre de este año, aseguro que las poblanas ocupan el segundo lugar de abortos practicados en el DF. “En promedio seis mujeres se acercan de manera semanal a la “Red Democracia y Sexualidad” (DemySex), para solicitar informes sobre cómo realizarse un aborto legal en la ciudad de México, para evitar un proceso jurídico en el estado”. De la misma forma mencionó que la falta de flexibilidad de las autoridades sanitarias y legislativas, así como los candados que aprobó el Congreso del estado a las causales para la práctica del aborto, sólo promueven su carácter clandestino y ponen en peligro la vida de las mujeres.

Por su parte, también Oriana López Urbina, integrante del Fondo de Aborto para la Justicia Social MARIA, ha indicado que la ciudad de Puebla es una de las que tienen más alto índice de mujeres que acuden a clínicas privadas o unidades médicas públicas para interrumpir un embarazo. Según el informe publicado por la dependencia capitalina de 2007 a 2010, 254 poblanas acudieron al DF para practicarse un aborto.

En Puebla no está despenalizado el aborto, pero hay cuatro causales permitidas antes de las 12 semanas de gestación que son por violación, por accidente, por malformaciones congénitas y por riesgo en la salud de la madre o del producto.

La bancada del Partido de la Revolución Democrática ha pugnado en distintas ocasiones y lo seguirá haciendo para que se legalice el aborto en la ciudad, incluso buscan eliminar la Ley de la Familia (herencia de Othón Balleres y las bancadas del PRI y del PAN), la cual protege la vida desde su concepción hasta la muerte natural, lo que también cierra el paso a la regulación de la muerte asistida.

El pasado mes de septiembre Guillermo Aréchiga Santamaría, presidente de la Gran Comisión, descartó la posibilidad de reabrir el debate sobre la despenalización del aborto, asegurando que hay temas más importantes que requieren mayor atención, aunque no especificó cuáles son.

Sanciones
En Puebla se cuentan con decenas de mujeres procesadas y consignadas que hicieron frente a la
Ley local y se practicaron abortos de manera clandestina, en relación al número de sospechosas y consignadas por haberse realizado un aborto, Hernández Arias declaró que hay opacidad sobre las cifras, sin embargo DemySex logró obtener datos sobre las personas que son investigadas, los cuales arrojan un total de 30 mujeres acusadas. El organismo reporta que el 69 por ciento de las mujeres procesadas por esta infracción son de municipios del interior del estado y el resto de la capital, evidenciando que las mujeres de las zonas rurales además de la marginación padecen la falta de educación sexual.

En este punto la Red de los Derechos Sexuales y Reproductivos indicó que las mujeres de comunidades rurales son las más vulnerables al hostigamiento legal en casos de aborto involuntario, por lo que la asociación difundirá a través de trípticos y pláticas grupales tanto en castellano como en náhuatl en comunidades como Cuetzalan, Tetela de Ocampo, Atzizintla, entre otros. En 2009
DemySex promovió un amparo para 120 mujeres ante la reforma aprobada por el poder legislativo en la ciudad, este grupo informó que durante 2009 hubo 30 casos y 2010 se registraron 17.

La Procuraduría General de Justicia acumuló 47 averiguaciones previas en contra de mujeres poblanas acusadas de abortar, de las cuales nueve fueron consignadas ante un juez; incluso hay menores de edad ya que el rango que la dependencia reconoce es de los 12 a los 47 años.

La iglesia
Por su parte el arzobispo Víctor Sánchez explicó que para la iglesia el aborto es un delito, un crimen contra un ser inocente, pronunciándose a favor de la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que declaró la legitimidad de las reformas a la constitución política de San Luís Potosí y de Baja California en pro del reconocimiento, respeto y protección de la vida huma desde su concepción.

Respecto a las penas impuestas a las mujeres que decidieron abortar, se manifestó en contra ya que encarcelar a quienes abortan no resuelve el problema. En su lugar propuso que se cambie la pena por algún tratamiento médico, psicológico o un trabajo social. De la misma forma indicó que si bien es cierto que ciertas ocasiones la concepción de un nuevo ser se da en circunstancias difíciles, esto no cambia en nada que se trate de una nueva vida que debe ser salvaguardada. Agregó que sin duda las mujeres que han decidido suspender sus embarazos sufren física y moralmente, por lo que necesitan ayuda.

Razones
Son muchas las razones por las que una mujer toma la decisión de abortar, entre ellas: No poder mantener al bebé; desilusión de la familia; el padre del bebé se deslindó de su responsabilidad; violación; simplemente no lo quieren en este momento; por ignorancia o por malformaciones, entre otros. Lo que debe quedar claro es que será necesario un programa integral de educación sexual para reducir el número de abortos.