Perdonen la Franqueza
Anatanael Medina Amalfi
De impuestos y cadáveres políticos

Dar para pedir
Un revés más a la imagen del edil Eduardo Rivera, pero esta vez ha sido propinado por él mismo, pero es la inexperiencia para gobernar. Y es que durante los primeros días de noviembre la Comisión de Patrimonio y Hacienda del Cabildo aprobó modificaciones a la Ley de Ingresos, y aunque el munícipe y su séquito afirman que no son nuevos impuestos, llámese como se llame, el bolsillo de los comerciantes establecidos así como de la sociedad en general se verá afectado.
Entre algunas de las modificaciones realizadas podemos encontrar que en el caso de las misceláneas tendrán un incremento de 6% en las licencias de operación. Para centros nocturnos, bares y restaurantes el incremento será del 12%. En el caso de las tiendas de conveniencia y negocios que quieran permanecer abiertos, se ha planteado que se regulen las horas y quien “requiera” horas extras, tendrá que realizar un pago de 500 pesos por tres horas y en el caso de centros nocturnos o bares, el monto será de mil 500 por el mismo periodo de tiempo.
En el tema de publicidad se cobrará por los anuncios en periódicos, revistas, medios electrónicos, perifoneos y hasta en anuncios móviles; lo cual es una soberana tontería y falta de precisión, pues esto implicaría que las personas o autos que porten una playera o etiqueta, respectivamente, promocionando un artículo o marca tendrían que pagar por hacerlo.
Cómo es posible que se aprueben este tipo de iniciativas sin tener la precisión que esto implica, pues con estos agujeros, sólo queda en la ciudadanía la desconfianza y la confusión de una administración municipal que no ha tenido aciertos. Una pregunta al edil capitalino: ¿Por qué imponer estos incrementos sin una consulta a la ciudadanía, que fue quien lo eligió para que dé buenos resultados?
¿Con qué justifica Eduardo Rivera estos incrementos? pues finalmente no ha dado resultados; la inseguridad sigue siendo un problema para los ciudadanos; las calles siguen con baches, a pesar de que no hay lluvias; las juntas auxiliares siguen con altos índices de pobreza y sin educación y aunado a esto, prevalece en los ciudadanos poblanos una precaria situación económica por las condiciones propias del país. Entonces la pregunta vuelve a ser: ¿Cómo justifica Eduardo rivera estos incrementos, si no ha dado resultados?
En el caso de las grandes tiendas de autoservicio se ha previsto un incremento del 24%, lo cual ya es considerable. Sabemos que estas tiendas son autosuficientes y podrán pagarlo, pero el incremento se verá reflejado en el alza de precios a los productos, siendo como siempre, afectada la población en su economía familiar.
Hasta el cierre de esta edición, las comisiones ya habían aprobado estos incrementos a la Ley de Ingresos, para algunos aspectos faltaba la aprobación del Cabildo y luego presentarlas ante el Congreso del Estado. Esperemos que la administración municipal recapacite sobre estas reformas y no está cavando su propia tumba política, pues a pesar de que será un golpe para la ciudadanía, el edil ha reiterado que son modificaciones necesarias.
Por qué no primero empezar a dar resultados en los diferentes rubros que necesitan atención prioritaria y después y con “calmita”, hacer estas modificaciones, ya con una justificación adecuada, ya con el aval de los empresarios y la sociedad.

¿Barttlet a la izquierda?
Es cierto que si Andrés Manuel López Obrador no ha tenido la misma fuerza al frente del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), tampoco la ha perdido del todo. Pero debe poner atención en los personajes que se acercan a ese Movimiento, pues de cierto modo, todo esto influirá para que se siga posicionando o no entre la sociedad.
Desde hace unos días, el exsenador Manuel Barttlet Díaz se ha estado acercando a MORENA, en diversos eventos, pero lo más importante es que ya ha declarado que su interés sí es acercarse a este Movimiento, es decir que él le está coqueteando a la izquierda y viceversa. Afirma tener una gran amistad con José Agustín Ortiz Pinchetti, quien ha dicho también estar interesado en que Barttlet Díaz se les una.
Pero, ¿cómo es posible que se le haya olvidado a la izquierda la famosa “caída del sistema” cuando Manuel Barttlet estaba al frente de la Secretaría de Gobernación y el entonces representante de la política de izquierda Cuauhtémoc Cárdenas, se vio despojado del triunfo, quedando en manos de Carlos Salinas de Gortari.
Si López Obrador cada que puede ha llamado espurio a Felipe Calderón por el presunto fraude electoral de 2006; lo justo y congruente sería que Manuel Barttlet no fuera una opción viable para que MORENA tenga mayor popularidad, pues finalmente el exsenador representa lo que tanto ha repudiado el señor AMLO. ¿Dónde está la congruencia? ¿Quién es el que ha buscado a Barttlet Díaz para tener un acercamiento? ¿No se dan cuenta que con estas acciones pierden credibilidad, o es que de plano ya están muy desesperados que agarran cualquier “cadáver político”, pues es en lo que se ha convertido el ex funcionario priísta.

Asesinan a edil michoacano
El asesinato de Ricardo Guzmán Romero, edil de la Piedad, Michoacán, es un golpe artero (otro más), a la seguridad de la sociedad, y es que si estas acciones están llegando a las esferas de poder, qué podemos esperar los ciudadanos de a pie, esos que no tenemos un grupo entrenado y armado siguiéndonos para protegernos. El mensaje es claro; la delincuencia organizada tiene el poder y realizar estas acciones en vísperas de la elección a la gubernatura, demuestra que no se detendrán.
Ante este crimen diversos actores interesados en dichas elecciones han hecho sus pronunciamientos, coincidentes todos en lamentar y reprobar el hecho. Tanto Luisa María Calderón, candidata panista como Fausto Vallejo, candidato tricolor condenaron este crimen; por su parte Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero hicieron lo propio y pidieron al gobierno estatal que se investigue hasta sus últimas consecuencias.
Deberían haberlo pedido al gobierno federal, que fue quien inició la guerra contra el narcotráfico. Dijeron que las campañas continuarían en nombre de Germán Romero. Deberían tener un mínimo de respeto y dejar de mencionar al hoy occiso y sobre todo, dejar de decir que ellos sí van a luchar para mejorar la vida de los michoacanos, finalmente, es una guerra que ya está perdida. Más de 50 mil muertos lo demuestran.