Vaya para ellos, los que llevan el liderazgo de este país, a ese presidente y su gabinete, a ese Congreso y Senado que tan satisfecho o contritos quedan ante tanta violencia de una guerra absurda, bueno, finalmente todas las guerras son absurdas, lo alarmante son los decesos de más de cincuenta mil personas entre niños y mujeres que no la debían. En lo que va del sexenio una economía decrecida, secuestros, inseguridad un mundo lleno de ¨ninis¨ y ¨bullyngs”, un México desolador, un futuro realmente incierto.

No todo es desazón, allá a lo lejos viene una esperanza para los que nos sentimos desesperanzados y que solamente unidos en la congruencia y la razón, y de forma pacífica con ese sentimiento fraterno de amor y verdad, hemos de lograr darle un rumbo diferente a esta nuestra patria que tanto amamos.
QUE TAN GRANDE ERES MEXICO QUE NO HAN TERMINADO DE SAQUEARTE.

Un año más que termina y llega con ello la reflexión, de lo que empezamos y no se concluyó, lo que pudo ser y no fue, cuánto ofrecimos y qué poco cumplimos. Al fin, somos humanos.
Llega la Noche Buena, noche de paz, Navidad o nueva vida, y que unidos en esa misma decretemos El Pater Noster, legado de ese Ser Iluminado Jesús el Cristo.

Un abrazo de amor fraterno a todos mis amigos, al Movimiento, a todas esas grandes mujeres de las brigadas e impulsoras de redes ciudadanas. A mis colaboradores que sin ellos esto no seria nada. A ti que eres oasis en el desierto circundante de mi vida.
Que el año venidero este plagado de buenas y maravillosas realidades.
¡¡FELICIDADES!!