Redacción

Muchos se han burlado del término, pero no hay que buscar “hilos negros”, es puro sentido común, y lo que yo entiendo por “República Amorosa”, es que se trata de rescatar los ideales; de la dignidad, el respeto y los valores que todo individuo lleva consigo y que ha ido abandonando en el diario andar por la vida

DIGNIDAD: Es la fuente sagrada donde se restaura la marchita belleza, se esclarece la enturbiada sabiduría y se vigoriza la debilitada fuerza. Es el asilo de la asustada lealtad, la conciliadora de la injuriada inocencia, la compensadora del impugnado amor. Demuele la pared divisoria erigida por el prejuicio entre los hombres; arranca el vestido de oro que cubre el cuerpo sin alma; coloca el corazón frente a corazón, mentalidad frente a mentalidad, fuerza frente a fuerza… Enseña a juzgar al árbol por sus frutos, y no por el suelo en que medra ni por la mano que lo plantó.

RESPETO: Es un hermoso y profundo lazo que une a los hombres de todas las corrientes ideológicas, aunque este principio no se aplica como regla general, llegará tiempo en que sí se haga y a esta hermosa meta nos encaminamos rectamente, y hemos de emplear nuestras fuerzas para alcanzarla y cuanto antes mejor. El respeto no debiera cerrar sus puertas a ningún hombre culto o no, sea cual fuere su condición económica, creencia o religión, pues la misma nos manda a amar al prójimo, todos somos iguales ante DIOS, que acoge a todas las criaturas con el mismo amor.

Cuando nos despojemos de nuestro prejuicios, existirá el verdadero RESPETO y cumplirá su verdadera finalidad, y solamente entonces no habrá mas lazo que el del amor que nos une e inflama nuestro corazones. El amor y el respeto nos han de guiar; pero ¡cuantas veces abusamos de tan hermosas palabras! ¡Cuantas veces le faltan a estas palabras, la pura y noble acción de que sean el verdadero motivo de vida.

VALORES: El ser humano debe ser guardián de su moralidad. Únicamente el hombre virtuoso es digno de gobernar a sus semejantes. La moral y las leyes son columnas en que descansa el bienestar de la humanidad. La posesión de la moral puede hacer innecesarias las leyes; pero donde reina la inmoralidad las más sabias disposiciones carecen de VALOR.

IGUALDAD: Cada individuo tiene los mismos derechos, tiene acceso a las garantías individuales, a los derechos con que nace y están establecidos en la propia Constitución. No se trata de bienes materiales, sería imposible una igualdad económica, pero por lo menos, cada uno tenemos derecho a recibir el mismo trato y oportunidades de los demás individuos y las instituciones. Tenemos derecho a la equitativa impartición de justicia, a la educación y al trabajo.

Que lo entiendan quienes critican sin razón a la razón.
Porque tiene por objeto el cambiar el rumbo de nuestro país no más guerras absurdas, no más corrupción, no mas inmoralidad, no más oprobio y vergüenza
Porque el AMOR, la RAZON, la JUSTICIA y la LIBERTAD son el principio de Ley al progreso de la humanidad.
ESTO, EN RESUMIDAS CUENTAS, ES LO QUE ENTENDEMOS COMO REPUBLICA AMOROSA