Calmadas ya las aguas originadas por el tropezón de Peña Nieto en la Feria del Libro en Guadalajara; olvidado ya el tema de que “no es la señora de la casa” y abandonados los desprecios de su hija hacia la prole, el precandidato sigue dando material para la burla en las redes sociales, y para muestra, otro botón:
El 27 de diciembre se llevó a cabo una conferencia de prensa en la sede Nacional del Revolucionario Institucional, en la cual el Partido daba la postura frente a las resoluciones del IFE, en una toma que se logró captar al estar Peña Nieto sentado al lado del dirigente, Pedro Coldwell, está fue parte de la conversación:
Peña Nieto: ¿Y entonces yo ya no soy precandidato?
Coldwell: ¿eeh?
Peña Nieto: ¿Soy precandidato?
Coldwell: Para efectos legales…

Después el dirigente tricolor voltea disimuladamente, seguramente sorprendido porque el candidato o precandidato no sabe ni dónde está parado; ¿qué estaría pasando por los pensamientos de Coldwell en ese momento? Fácil adivinarlo. O de verdad tendrá este personaje una duda existencial y no sabe quién es. Eso ya es preocupante.

Nuevamente las redes sociales se vieron inundadas por las burlas y el humor; y es que por más que se quiera regular (manipular), el uso de las mismas, es imposible dejar de observar estos detalles. Pero lejos del debate de las redes sociales lo que es importante es el hecho de que quien pretende gobernar al país, no conoce los ciclos que tiene que ir recorriendo en el proceso por la silla presidencial. Por más que no queramos escribir sobre Peña Nieto, él nos da el material para seguirlo haciendo.

Todo esto hace sospechar que el propio Enrique Peña no aspira a la presidencia de la república, pues se está exhibiendo y los errores cometidos los ha tenido frente a los medios como para que todos lo noten, y entonces ha de ser un grupo anónimo el que ha orquestado está candidatura, ¿o precandidatura?

Pero ante todo esto, será importante vigilar cada nota que se publique sobre Peña Nieto, pues desde hace unos meses se ha manejado en algunos medios que el exgobernador poblano Mario Marín Torres se sumaba al equipo de trabajo del exgebernador mexiquense, lo cual no es del todo cierto, ni del todo falso. Simplemente el “gober precioso” se integró al Consejo Político Nacional del PRI, pero no se ha sumado a la campaña, por lo que no nos queda más que estar expectantes.

En caso de que Marín Torres participara en dicha campaña, la caída del priísta sería estrepitosa, pues a pesar de todo, la sociedad no olvida el caso Lydia Cacho y sería una mancha más para la imagen ya deteriorada de Peña Nieto. Tal como sucedió con Humberto Moreira, quien le dio un empujón hacia abajo a Peña con su escandalosa deuda. Detalles como este serán constantes en las redes sociales y cada “twitt podrá ser usado en su contra”. Estaremos pendientes.