Angélica Soberanes

“La transparencia, la rendición de cuentas y el acceso a la información pública, tanto en Puebla como en el resto del país, continúa siendo una sentida demanda por el conjunto de actores, incluso de carácter gubernamental. Dichas exigencias parten de la necesidad conocida de terminar de eficientar las estructuras del Estado Mexicano, en los tres niveles de gobierno, como en el conjunto de las instituciones que le dan forma a los acuerdos políticos para cumplir con las expectativas de justicia y desarrollo a las que aspiramos como Nación.” (Foro Actívate por Puebla, Transparencia y Acceso a la Información Pública)

Parte de nuestras obligaciones como ciudadanos es la de conocer las leyes, instancias y mecanismos que poseemos para hacer valer nuestros derechos y una demanda que ha crecido en los últimos años, es la de conocer la posesión y el uso de los recursos públicos que llevan a cabo nuestras autoridades.

Para lo anterior existe tanto a nivel nacional como en nuestra entidad, una ley que nos permite exigir dicha información. En el caso de nuestro país contamos con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental publicada en el Diario Oficial de la Federación en el año 2002, cuya vigilancia está a cargo del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI). En el caso de Puebla contamos con la Ley de Transparencia a nivel estatal cuya vigilancia está a cargo de la Comisión para el Acceso a la Información Pública (CAIP)

En ambos casos, tanto a nivel nacional como en algunos estados de la República Mexicana, se ha formado una asociación (AMEDI), de la que hablaremos más adelante, que se encarga de vigilar y dar seguimiento a los asuntos referentes al derecho a la información y la transparencia desde la ciudadanía, entre cuyo consejo consultivo se encuentran figuras públicas tales como la periodista Carmen Aristegui, Javier Corral Jurado, Denisse Dresser, Gael García Bernal, el investigador, filósofo y académico Nestor García Canclini, el actor Daniel Giménez Cacho, Elena Poniatowska y el fallecido Miguel Ángel Granados Chapa entre otros.

El pasado 15 de diciembre se aprobó sin cambios la Ley Estatal de Transparencia, motivo por el cual platicamos con el secretario de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) capítulo Puebla, el Lic. Roberto I. Alonso Muñoz.

Roberto Alonso, quien ha complementado su formación como comunicólogo con su inmersión en temas como el derecho a la información, el periodismo y sus actuales estudios de la Maestría en Políticas Públicas, además de la docencia, es también merecedor de un reconocimiento a nivel nacional recibido en la ciudad de Chihuahua por su trabajo de tesis de licenciatura otorgado por el Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación (CONEICC) en 2008 gracias a la realización de un seguimiento noticioso de la famosa Ley Televisa que significó la movilización de asociaciones civiles y universidades por tratarse de una clara violación a la ley en la que el duopolio televisivo de nuestro país, pretendía hacerse aún más poderoso, premio que recibió de manos de Javier Corral, senador que encabezó las principales discusiones acerca del tema.

Entre otras actividades que van de la mano con su labor como secretario de la AMEDI, está su participación en la red Actívate por Puebla (que agrupa universidades, empresas y asociaciones civiles) dentro del nodo de transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas, con sede en la IBERO en el que ha fungido como vocero.

Las principales propuestas del nodo de transparencia del Foro Actívate por Puebla giran en torno a cinco puntos que demandan en términos generales:

1. Nuevas disposiciones legales para fortalecer la ley de transparencia en el estado.
2. Fortalecer al órgano garante de transparencia otorgándole plena autonomía.
3. Promocionar la cultura de la participación ciudadana
4. Implementar de la figura de ciudadano contralor al interior de la administración pública estatal y municipal que posea personalidad jurídica propia y capacidad de acción en los procesos decisorios sobre los asuntos públicos.
5. Creación y actualización de indicadores para evaluar y medir el grado de transparencia y el acceso a la información pública en el Estado.

Entre las actividades que se llevan a cabo en el nodo de transparencia están las de dar seguimiento a las propuestas que se reciben de la sociedad, estar al pendiente de la ley de transparencia y de sus términos, estudiar el tema y sacar algunos puntos prioritarios de lo que “debe” tener una ley.

A nivel nacional la historia de la transparencia y el acceso a la información cumplieron en 2011 diez años de existencia gracias a la fundación de la AMEDI y en el caso de Puebla el derecho de acceso a la información fue incorporado en 2004 a la Constitución estatal a través de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública que se publicó el 16 de agosto de dicho año.

Otro organismo importante en el tema de transparencia es la CAIP quien se encarga de vigilar el cumplimiento de los estatutos de la Ley de Transparencia en nuestro Estado. Los ciudadanos interesados en conocer información pública deberán acudir a la CAIP únicamente cuando dicha información les sea negada, esté incompleta, retardada o sea diferente de la solicitada.

Finalmente, el también escritor de la columna Con copia para del órgano informativo digital Lado B, nos señala en entrevista la importancia que tiene la formación de un comunicólogo en el tema del acceso a la información argumentando que muchas de las escuelas de comunicación tienen en su plan de estudios, algún tema o una materia relacionada con la libertad de expresión y que de ella desprende el derecho que tenemos para exigir que nuestras autoridades nos rindan cuentas de lo que hacen con los recursos públicos. También hace énfasis en el hecho de que la lucha por la libre expresión, debe ser un compromiso implícito de quienes ejercemos o estudiamos dicha profesión.

Aún falta mucho por hacer en cuanto a algunos detalles que presenta la Ley de Transparencia en el Estado, en la que las deficiencias tienen que ver con un proceso que se torna incomprensible cuando se pide a los ciudadanos que ratifiquen el recurso de revisión con el objeto implícito de que ya no ratifiquen y desistan en su queja cuando no están conformes con la respuesta demanda a algún servidor público.

El tema de transparencia, libertad de expresión y derecho a la información se ha dejado fuera de las escuelas de Derecho y ha sido objeto de estudio de ciencias como la comunicación, la filosofía, la sociología, entre otras. No hace falta decir que se trata de un asunto que concierne a cualquier ciudadano y que se debe conocer para hacer uso de las ventajas que nos ofrece pero sobre todo, para hacer uso consciente de él en el proceso democrático que buscamos quienes no nos conformamos con la información superficial que se nos presenta en la mayoría de los medios electrónicos de comunicación.

Para conocer más acerca del tema:

http://www.activatexpuebla.org/
http://www.amedi.org.mx/
http://www.ifai.org.mx/