Con energía desbordante te digo que te amo,
No resisto los preludios muy largos
Pues soy impaciente en cuestiones de amor no sé esperar.
Amado mío estoy profundamente atada a tu pasión.
Gusto de tu paraíso, perderme en él es acariciar lo irracional
Eres la fuente de mi creación
Eres guardián de mi tesoro
Eres fascinación y miedo a lo desconocido.
Te sumerges en lo irracional como la estatua de sal
Que se hunde en la inmensidad del océano,
Ese eres tú, eres mío.