La Redacción

En diciembre pasado, Jorge Velásquez realizó la presentación de su libro LA GUDE y otros cuentos, su primera colección de breves narraciones, las cuales afirmó el propio autor en entrevista, “son producto de la realidad, son historias reales que le han pasado a muchos de nosotros”.
Lo interesante en este caso, es el hecho de que el autor, como él mismo lo ha declarado “consumía algunas sustancias prohibidas y gracias a la lectura y escritura hoy estoy fuera de eso, hoy mi vida es totalmente distinta y espero poder acercar a la juventud a este tipo de actividades”.
Los relatos de Velásquez no son más que historias cotidianas, contadas con humor negro, con un humor que todo mexicano tiene y a través del cual podemos hacer de la tragedia una comedia, es en realidad la forma de hacer más “pasadera” cualquier situación, es reírse de uno mismo y de los otros, y que los otros se rían de uno.
El lenguaje con el que están escritos los cuentos es sencillo, sin pretensiones, pues lo fundamental de esto, como afirma Jorge es “que las historias son las que cobran relevancia, los personajes en sí no importan, no nos interesa saber nada de ellos, las historias son las que llevan el peso y son las que tienen la importancia necesaria, pues de este modo es como se conciben los cuentos”.
El conjunto de relatos es breve, tanto que en dos horas, tres cuando mucho, puede terminarse de leer. El autor remata “estoy muy satisfecho con este primer proyecto, quizá haya otros más adelante, pero el primero siempre será de mayor importancia, espero que a los lectores les agrade este libro y deseo que la lectura y escritura se pueda fomentar en todo momento y para todas las personas”.