Anatanael Medina

Haciendo a un lado (aunque se dificulte), el escandaloso número de muertos que ha dejado la absurda guerra contra el narco, hay un tema que ha quedado abandonado dentro de las esferas sociales. Dejando también a un lado el tema del empleo, lema con el cual Felipe Calderón se posicionó como un candidato fuerte a la presidencia, debemos observar la escasa continuidad que ha habido en el periodo del mandatario nacional, esa continuidad que se ha visto manchada por sospechosos movimientos a lo largo de 5 secretarios de Gobernación en 5 años, es decir, uno por año en promedio.

Con esa cifra qué se puede esperar de un gobierno que desde su llegada se ha visto dando traspiés. Un secretario de Gobernación es el encargado de hacer cumplir las garantías individuales, pero cómo podría ser esto si por la dependencia han pasado 5 personas que no han podido dar continuidad a los proyectos de importancia para la nación, pues por más que se haya esforzado cada uno, la labor de una dependencia como ésta es per se enorme. Aquí una lista de los ilustres personajes que han desfilado por la dependencia.

Francisco Javier Ramírez Acuña: Fue quien destapó a Felipe Calderón a la presidencia en el 2005, apoyó su candidatura y obvio, su premio fue encabezar la Segob Federal. Ramírez Acuña dejó el cargo en enero de 2008, y dicen los que saben que fue retirado por haber dado la instrucción de interrumpir la transmisión del mensaje de la presidenta de la Cámara de Diputados, Ruth Zavaleta, en el Canal del Congreso. Actualmente preside la Cámara baja que dejara Josefina Vázquez Mota, su mayor logro fue verse envuelto en la compra de una camioneta de 800 mil pesos.

Juan Camilo Mouriño Terrazo: Fue el segundo titular de Gobernación. En noviembre 4 de 2008 falleció al estrellarse el Lear Jet en que viajaba junto con otros 7 funcionarios en la zona de Reforma (Distrito Federal), regresaban de una gira en San Luis Potosí. Por la naturaleza de los hechos hubo especulaciones varias sobre la muerte de los servidores públicos, surgieron las teorías más descabelladas, pero la realidad superó a la ficción y salió a la luz pública el extraño enriquecimiento de su padre, aunque no hubo investigación. Su mayor logro, aún lo están buscando.

Fernando Gómez-Mont Urueta: Abogado y panista de tradición. Asumió el cargo para suplir a Camilo Mouriño. Renunció a la dependencia el 14 de julio del 2010, después de salir a la luz pública que hiciera acuerdos con el PRI para rechazar alianzas electorales con el PRD, acuerdos por cierto, que no se cumplieron completamente. Como abogado ha sido parte de la defensa de Raúl salinas de Gortari, Carlos Montemayor y el caso de Canal 40. También hubo relevancia en el escándalo protagonizado por su hermano Miguel, quien fungía como Director del Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur), cargo del que fue cesado por agredir a familiares de futbolistas del seleccionado nacional durante un partido del mundial 2010.

José Francisco Blake Mora: Llegó a la dependencia en sustitución de Gómez Mont. Lo relevante de su caso es que ha sido el segundo titular de Gobernación que fallece durante el sexenio de Felipe Calderón. Extraño también que perdiera la vida en un accidente aéreo y a tan sólo tres años de Mouriño. Ocupó el cargo menos de dos años y en medio de la consternación por su muerte, el resultado de las investigaciones fueron simples: accidente por mal clima. Todo ello dio lugar a las especulaciones más descabelladas; que el narcotráfico se había infiltrado a la presidencia; que era una advertencia contra el primer mandatario y hasta un twittero se vio involucrado, pero salió bien librado. Todo el caso fue resultado de una “turbulencia”.

Alejandro Poire Romero: Designado en noviembre de 2011 para ocupar la dependencia tras la muerte de Blake Mora. Su trabajo en el CISEN no fue sobresaliente, pero en la Secretaría de Gobernación ha defendido fielmente la guerra contra el narcotráfico. Otra actividad de relevancia que ha realizado fue el anuncio de la inauguración de “La estela de luz” por parte del presidente el pasado 7 de enero; monumento que ha generado diversas polémicas, pues estaba programado que fuera para conmemorar el Bicentenario de la Independencia, pero tuvo más de un año de atraso, además del elevado costo, mil 35 millones de pesos.

Se había anunciado que la inauguración sería el 8 de enero, por lo cual, organizaciones civiles, usuarios de redes sociales y oposición habían programado una manifestación en el lugar para protestar contra las autoridades y la situación que en general impera en el país, pero gracias a la perspicacia de Poire y su carrera en el CISEN, se logró cambiar la fecha de entrega y a sólo tres horas de hacerse el sorpresivo anuncio, el evento se realizó en total calma.

Con este escenario, qué se resultados se pueden esperar de la Secretaría de Gobernación, pues cada uno de los que han pasado por la dependencia, no han podido ejercer un proyecto a largo plazo, mucho menos dar continuidad a lo que el anterior ha dejado. El presidente, seguramente tiene 5 versiones distintas de lo que acontece, la ciudadanía también las tienes, pues cada uno ha presentado su propia visión.

Esperemos que Poire Romero finalice el sexenio en el cargo que hoy ocupa, por lo menos para que se perciba algo de estabilidad en el gabinete presidencial.