La tarde del 27 de mayo Javier López Diaz, el conductor del noticiero Buenos Días de Cinco Radio, a través de la red social Twitter, se disculpaba: “Pido perdón a la familia de la niña muerta. Ya baje el tweet. Quise ilustrar el dolor. Me equivoqué.” (sic)

El tweet al que hacía referencia López Díaz, era una fotografía que mostraba la cruda imagen de unos padres inundados por el dolor después de recibir las cenizas de su hija de 13 años, quien fuera asesinada por su ex novio de 16.

La historia, por lo espantosa que resulta al ser menores de edad los principales involucrados, generó reacciones inmediatas que son dignas de atender, porque nos permite observar el comportamiento social, los valores en los que nos movemos como ciudadanos comunes o la (tan llevada y traída) ética de quienes tenemos la responsabilidad de informar.

Le comparto estas reacciones como fueron publicadas en los respectivos espacios informativos (aunque editados en su extensión por razones de espacio), pido al lector consideración en las faltas de sintaxis y de puntuación en las que pudieran haber incurrido, toda vez que son expresiones del lector de cada medio. Veamos.

Comentarios en el portal informativo e-Consulta de Rodolfo Ruiz:

Eljusto: “Si ya encontraron a los responsables sería prudente que le cortaran los huevos al chamaco hijo de la chingada…más ojo a los adolescentes es preocupante lo que esta pasando (…)”

Lulus: “No se que edad tienes pero, tienes muy mal vocabulario(…), lo que quiero decir es que todo depende de nosotros los padres no es posible que a esa edad le permitieran tener novio (…) si los cuidamos y ponemos atención todo será diferente.”

 

Coraljonny: “a esa edad deverian estar mas preocupados los padres por quienes, son sus amistades y luego valgame con el novio a los 13 que barbaridad PADRES DE FAMILIA A PONER MAS ATENCION EN SUS HIJOS PORFAVOR MIREN COMO ACABAN(…)”

 

Sairy_princesita: “mire pues tampoko  es culpa de los padres los tiempos de hoy en dia son diferentes y pues quien iba a saber que ese tipo atacaria a la menor y pues tampoco hay que aserce los asustados (…)”

 

Amanecer, acabó con el cuadro: “(…) la juventud de hoy esta de cabeza ni siquiera saben escribir pero que tal andan con el novio desde los 8 años chamacas locas por eso les pasa lo que les pasa (…)”

Comentarios en el portal Periódico Digital de Grupo Tribuna:

Juan: “(…) este joven deveria tener una sentencia muy larga porque la verdad esta loco y puede ser un peligro para la colonia.

Magy: “(…) a nuestros hijos cuidarlos y estar al pendiente de ellos y de las amists que tienen y tratar de de dejar una mejr sociedad para ellos (…)”

 

JERONIMO: “LO SHIJOS NECESITAN ATENCION.LUEGO RSULTA QUE LA AUTORIDAD NO VIGILA, NO GOBIERNA, NO HACE NADA CUANDO SON LOS MISMO VINCULOS FAMILIARES LOS QUE ESTAN DISTORSIONADOS, LOS MEDIOS IMPORTANYES DE COMUNICACION DEBEN REALIZAR CAMPAÑAS DE CONCIENTIZACION (…)”.

 

Comentarios en el portal del Diario Eco:

brenda Karina: “Ocea que mala onda q. Matara a su novia pero eso que hizo lo va a pagar y muy caro y eso espero solo dence cuenta q ese muchacho es un asesino (…)”

Sin importar que sea menor de edad, podemos observar el reclamo general al pedir que el asesino pague por sus actos. Asimismo la recriminación ante la supuesta desatención hacia los hijos, que es reflejo de la descomposición social.

Hay que puntualizar que la condena dependerá del criterio del juez que lleve el caso que, a su vez, juzgara con base a las pruebas y a la labor de los peritos. Habrá que estar pendientes.

En los medios de comunicación, por otra parte, destacaba el hecho de que el asesino por tener menos de 18 años, se evitaba publicar el nombre completo. Esto ya no es así, por lo menos en un par de medios: Periódico Digital y en la sección de noticias de Cinco Radio (portal en internet).

¿Qué hacer con las leyes? ¿Ya son obsoletas? ¿Tendría que haber excepciones? ¿Los medios hasta dónde y cómo tendremos que informar? ¿El asesino, adolescente, es producto de la sociedad actual?

Son preguntas que aparecen cuando también aparecen historias similares.

Y que atendemos a medias, pero cuando la euforia se acaba, se olvida la indignación.

Lástima.

 

En la semana que se firmaba el Acuerdo para la Reforma de los Lineamientos del Programa Nacional de Carrera Magisterial en la ciudad de Puebla, el estado vecino de Oaxaca padecía una vez más la revisión salarial de los maestros. Alumnos del nivel primaria y secundaria se han visto afectados con la suspensión de clases y la población en general teme por las pérdidas económicas que generan las movilizaciones y plantones de los maestros afiliados a la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Mientras en Puebla se hablaba de revolución educativa, los integrantes del magisterio oaxaqueño exigían más de mil 200 millones de pesos en prestaciones, recursos que la ciudadanía no tiene claro su destino y se especula, recaen en los líderes sindicales.

El tema se vuelve más bizarro cuando, hay que recordar, Oaxaca presenta índices muy bajos en desempeño magisterial y de alumnos. Según el Departamento de Educación de la Universidad Iberoamericana, las cifras aumentaron de 4. 8 millones de menores que no tenían acceso a la educación secundaria en la década de los 70, a 14 millones de menores rezagados en 2005, último año en que se realizó la evaluación.

En cuanto a las pérdidas económicas en la línea educativa, por cada día sin clases en Oaxaca, según los números sobre la educación pública, se pierden 81 millones 877 mil pesos solamente por salarios no devengados.

A lo anterior hay que sumar las pérdidas de los comercios establecidos cuando hay movilizaciones o plantones en el Centro Histórico, donde se estima la pérdida en 7 millones de pesos. El temor se asienta cuando los ciudadanos recuerdan la huelga y el plantón más largo en el zócalo oaxaqueño, que casi alcanzó los 200 días.

Los grandes y graves problemas nacionales se han originado o agravado porque un grupo se ha venido apropiando de los bienes del pueblo y ha confiscado todos los grandes poderes.

Se levantó ligeramente más tarde y lo lamentaría después. Pancho llegó proveniente del estado de México. Todo iba bien hasta que escuchó lo que se temía. El acceso de la línea dos del metro que lo llevaría al zócalo capitalino estaba cerrado. Se vería obligado a rodear la estación para llegar a su destino. No empezaba muy bien su día. Y apenas eran las 10 en punto de la mañana

Aquí mismo en el zócalo hace cerca de cinco años, tomamos entre todos y todas la decisión de seguir luchando hasta lograr la transformación del país.

Después de 30 minutos, Pancho por fin descendió del atiborrado vagón y se topó con la clásica estampa del Distrito Federal en horas pico: la muchedumbre se apelotonaba en las salidas de la estación; “yo también voy para apoyar la causa”, le decía el moreno sombrerudo al  compadre con el chamaco en hombros.  Al final de la masa de gente se veía la luz de la plancha del zócalo. La salida escupió por fin a Pancho. El aire, el ruido, el cielo con un gris pálido se tendía sobre más y más gente que se concentraba en la explanada.

Llevamos más de cuatro años trabajando en la organización del pueblo. Actualmente tenemos comités del Movimiento Regeneración Nacional –Morena- en todos los municipios. Nos hemos propuesto contar con un comité en cada una de las 65 mil  secciones electorales del país. Hasta ahora llevamos 31 mil, el 48 por ciento, y para diciembre de este año cubriremos todo el territorio nacional.

Las hojas de plátano que minutos antes cubrían los tamales, escurrían de la boca del bote. Los atoles se servían a raudales, las doradas –tortilla con salsa y queso encima- sonrojaban al comensal por el ardor del picante, entonces preferían el refresco de a 12 varos o la nieve de limón.  Entre tanto la advocación de la Morena desfilaba sin pudor, como playera en su mayoría, como gorra que protegía la melena rebelde del fin de semana más que el sol de la mañana, también como sombrilla y hasta de morral.

La concentración desmedida de dinero y poder en unas cuantas manos ha cancelando el futuro de millones de mexicanos. Este desequilibrio de pocos que tiene mucho y muchos que tienen poco, produjo la ruptura del pacto social y el actual estallido de inconformidad. Por eso no queda más que derrotar a la oligarquía por la vía pacífica y electoral, para establecer en México una auténtica democracia.

A empellones Pancho se fue haciendo hueco. La señora robusta, alta y de pelo rubio oxigenado con gafete del PT preguntaba el acceso a prensa, nadie la pelaba. Un grupo de seis con playeras de Convergencia se cuadraban y no cedían el paso. El sospechosismo se apoderaba de la gente cuando López Obrador decía sus primeras frases y las campanas de catedral repiqueteaban. “¿Qué celebran ahorita?” decía el de la playera de la selección mexicana después de empujarse el taco de canasta.

En 20 años se han concesionado, según nuevo dato que tenemos, 52 millones de hectáreas, es decir, el 27 por ciento del territorio de nuestro país. Si regresa el PRI a la presidencia, acabarían con todo. Entregarían los recursos naturales del país, venderían Pemex, la industria eléctrica, privatizarían por completo la educación, la salud y la seguridad social y terminaríamos como esclavos en nuestra propia tierra.

Sorteó ambulantes, sorteó a la piratería que no podía faltar y resistió la tentación de comprar para sus hijos la de Kun Fu Panda 2, pasó encima de los recostados y cobijados por la bandera petista, libró a un grupo de campesinos que decían proceder de Puebla y que portaban una bandera rematada con la leyenda “Iztapalapa con Encinas”, se topó con el crucifijo de madera de metro y medio de largo y que servía como ancla para las cuerdas de una casa de campaña, tropezó con la botella de vacía de Bacardí de un grupo perredista. Y al fin llegó a un costado del estrado.

Lo primero es lo primero: terminar con el predominio del pequeño grupo de potentados que actúan como amos y señores de México. Lo que nos oprime e impide salir adelante es una dictadura encubierta, que ha montado una república simulada que tiene secuestradas las instituciones, que es dueña de los medios de comunicación más influyentes del país con lo cual ha podido hipnotizar a muchos para llevar a cabo el saqueo más grande que se haya registrado en la historia de nuestro país.

Las protestas estaban de a peso, pensó Pancho cuando alguien traspasó la valla de metal argumentando ser influyente. La gente protestó, incluso trataron de evitar que entrara al lugar de los “privilegiados”. Desde atrás se hizo el coro a gritos de “sáquenlo”. Al de la prensa foránea tampoco le fue tan bien; “¿El acceso a la prensa? Vengo de Puebla” se dirigió  a uno de gorra blanca grabada con la palabra Morena. “Llegas tarde”, le respondió sin siquiera voltear a verlo. El reportero insistió y un barbado, alto, de piel blanca que contrastaba con el físico de los del otro lado de la valla, lo mandó a darse la vuelta, al otro extremo del estrado. “Que poca madre -murmuró el reportero-, y luego se quejan de que no tienen cobertura”. Se hizo un pequeño silencio y regresó sobre sus pasos.

Ahora que –a quienes verdaderamente mandan en el país- no les funciona el PAN ni Calderón, están sembrando la falacia de que los problemas del país se van a resolver con el regreso del PRI y con el supuesto triunfo de Peña Nieto en el 2012. Ni PRI ni PAN. No más engaños, no más injusticias, no más corrupción, no más saqueo, no más sufrimiento para nuestro pueblo.

A las 12.50 del día, las campanas de la catedral ya no retumbaban. Contrario a la explanada del zócalo que lo hacía por los aplausos y los vivas al finalizar el discurso del líder izquierdista. Terminó el mitin y Pancho se sentía satisfecho de haber cumplido con su fe política. Ahora quedaba pasar por la película de 10 pesos para sus hijos, comerse los sándwiches que llevaba, enrollar y guardar la bandera roja, para más tarde cambiarla por la verde de la selección nacional de futbol “que hoy juega su primer partido oficial en la era del Chepo”.

Que nadie diga que no se sabe hacia dónde vamos. Confieso que soy un hombre de fe y convicciones. Estoy convencido que por el bien de todos, primero los pobres. No lucho por la ambición al poder, sino por ideales y por principios. Y estoy consciente que el cambio de México no depende de un solo hombre, sino de la participación de mujeres y hombres que como ustedes han decidido tomar el destino del país en sus manos.

A pesar de que Ernesto Cordero está muy debajo en las preferencias electorales para el 2012, panistas de renombre, la mayoría de ellos ligados al presidente Felipe Calderón Hinojosa, mostraron su apoyo al Secretario de Hacienda con un desplegado en medios de comunicación; marcando así el destape del blanquiazul con la anuencia de los Pinos.

“Estamos convencidos de que Ernesto Cordero representa la mejor opción para encabezar al PAN en la contienda presidencial de 2012, porque forma parte de una nueva generación de panistas”, señala el desplegado firmado por 144 militantes del blanquiazul, entre los cuales destacan los nombres de cuatro gobernadores: Marcos Covarrubias, de Baja California Sur; José Guadalupe Osuna, de Baja California; Guillermo Padrés, de Sonora; y por supuesto, Rafael Moreno Valle Rosas, de Puebla.

Sin embargo las firmas de gente como César Nava, ex presidente nacional del PAN; Max Cortázar, ex coordinador de Comunicación Social de la Presidencia; e integrantes de la familia Mouriño, hacen de esta manifestación el apoyo oficial del jefe del Ejecutivo a un candidato rumbo a la presidencia. A pesar de que se entendía que Cordero era el favorito de Calderón, el hecho no deja de sorprender porque la debilidad ante posibles candidatos de otros partidos es evidente.

Con esta cargada a favor de Cordero, sus adversarios en el mismo campo, Josefina Vázquez Mota y Santiago Creel se ven vulnerados, aunque éste último asegure que la intentona “fracasará porque en el panismo venimos de otra cultura, una cultura democrática, donde la competencia debe ser en una cancha pareja”, de ahí que el senador remate con altivez e ingenuidad: “si no estuviera el piso parejo yo me voy a encargar de aplanarlo, en eso no tengo ningún problema”.

Este destape bien se puede unir a la pasarela de inicios del mes de mayo, donde Santiago Creel Miranda, Heriberto Félix Guerra, Emilio González Márquez, Alonso Lujambio Irázabal, Javier Lozano Alarcón y Josefina Vázquez Mota, declararon el interés  por contender en las elecciones del próximo año y el blanquiazul mostró el flácido músculo con el que cuenta, además de evidenciar la desesperación por recuperar el tiempo perdido al no tener un personaje posicionado como López Obrador, Ebrard o Peña Nieto.

Cordero ataca otra vez

A finales de febrero, Ernesto Cordero haría una declaración que poco abonaría a su imagen de presidenciable. “Con 6 mil pesos al mes alcanza para coche, casa y colegios privados”, señaló el funcionario dando pie a todo tipo de burlas por el descontento popular de tal aseveración, obligándolo a corregir inmediatamente lo dicho. “Dije que hay familias que están luchando por pagar un coche, una hipoteca y colegiaturas” se defendía en Twiter.

Recientemente un episodio similar se suscitó. En la quinta reunión anual de la Confederación Patronal (Coparmex) en San Luis Potosí, el funcionario aseguró: “Hace mucho tiempo que México dejó de ser pobre, es un país de renta media que consolida a las clases medias”. Personajes públicos levantaron la voz protestando esta declaración.

Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, tachó de irresponsable y poco afortunado lo citado por Cordero, “se burla de los mexicanos con estas afirmaciones”, decía Zambrano a la vez que invitó al funcionario a resolver el problema de pobreza que existen. “Sabe (Ernesto Cordero) que el 60 por ciento de los pocos empleos que existen en el país pertenecen al sector informal y no cuentan con ninguna prestación social”, remató.

Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, por su parte, afirmó que cada año en México el número de pobres aumenta, a pesar de los recursos con los que cuenta el país, por ello calificó como poco afortunadas las declaraciones del funcionario federal. “Los datos que tenemos disponibles, lo que es la realidad del país es que tenemos más de cinco millones en los últimos dos o tres años que se unieron a la pobreza alimentaria”, concluyó.

Como en el capítulo de febrero, el secretario de Hacienda salió en su defensa, es decir, reculó o bien, matizó con datos de la ONU y del Banco Mundial mediante un comunicado, donde ubican a México como un país de renta media, reconociendo los avances en la calidad de vida de la población.

En la casa fría, ella habría confesado tener frío, le contestaba al reportero con la mirada de quien sabe: “La guerra me parece terrible, el odio también, y el odio racial me parece terrible y estúpido. Yo vi cómo sufrió la gente con la guerra y con criminales como Hitler, que era el súper criminal, yo vi todo eso, si uno pasa por eso uno ya no puede presumir, yo creo, de nada”.

Leonora Carrignton, artista surrealista –la última- quedó marcada por episodios como el que le describía a Mario de la Rosa de CNN. Y las marcas dejaron surcos de dureza, de inconformidad, de rebeldía que serán las características que enmarcarán su recuerdo ahora que ha emprendido el viaje de la muerte a sus 94 años de edad. Un nosocomio del Distrito Federal fue la estación; la neumonía, el transporte que cumplía con partir el pasado 25 de mayo.

Inglesa de nacimiento, de 1917. De ascendencia irlandesa y celta. Después de veinte años y de haber estado en Florencia y Londres, donde se hizo artista con ayuda de Ozenfant, la casualidad le presentó a Max Ernst, pintor alemán quien la involucró en el surrealismo y de quien no le gustaba hablar en años recientes. De la mano de Max y en Paris convivió con Pablo Picasso, Salvador Dalí, Joan Miró, entre otros.

Al poco tiempo, Carringnton escribe La casa del miedo, un libro de cuentos. Junto con un grupo de pintores surrealistas, colabora activamente en el Kunstler Bund, un movimiento subterráneo de intelectuales antifascistas.

Fueron épocas difíciles. La depresión nerviosa la invadió cuando Max Ernest fue arrestado por autoridades francesas, sin embargo se vio obligada a recuperarse pronto para huir a España debido a la invasión nazi. Pero recae sufriendo otro colapso nervioso que la entrega directamente a las filas de un hospital psiquiátrico de Santander. Estos hechos le dieron un giro a sus obras posteriores. Una marca inconfundible e imborrable.

En 1941, después de huir del psiquiátrico hacia la ciudad de Lisboa, encuentra al poeta mexicano Renato Leduc y se casan. Llegan a Nueva York un año después y al siguiente se divorcian. Leonora se instala en México y vuelve a huir por el temblor del 85, regresando años después para quedarse hasta el último día de su vida.

Rebelde, generosa, vegetariana y sola. Ocupada en sus últimos momentos más de su perro que de las conversaciones políticas con Poniatowska, porque “a ella no le gusta el presidente [Felipe Calderón]”, confesaría Elena.

Se fue la escritora de mirada profunda y azulada, la pluma con más de seis traducciones a otro idioma. Se fue en medio de un velorio modesto, como ella lo quiso. Porque después de todo “pueden decir que fue una idiota, una tonta, una criminal o nada, a mí me da lo mismo qué van a decir de mí cuando esté muerta”.

En el número anterior le compartimos una historia trágica, triste, indignante, que a ratos rayaba en lo absurdo y en lo cómico como su personaje.

Permítame recordarle fragmentos de aquel pasaje:

“Juan Manuel Hernández Ávalos se hace llamar (…)

“El nombre de Manuel Hernández lo adoptó de su padrastro, porque su papá, el de sangre, no lo quiso reconocer. (…)

“Tal vez los traumas de la infancia hicieron que este individuo sufriera problemas de identidad o simplemente una profunda inseguridad tras la cual se escuda para hacer sus pillerías. (…)

“Como trabajador del gobierno extorsiona a los vendedores que se instalan en los alrededores de la colonia San Alejandro o bien de la clínica 6 del Seguro Social.

“Los ambulantes tienen que aflojar una corta (en su particular lenguaje) para que puedan ofrecer sus artículos, de lo contrario los amenaza con enviarles a las autoridades para desalojarlos. El abuso mayor sucede cuando este individuo no respeta condiciones ni de edad, pues hasta los niños que venden chicles han padecido los gritos y amenazas que salen desde sus complejos.

“Como seudoperiodista es igual, un estuche de monerías. Aprovechando el registro que tiene de un pasquín, se aventura a las cabeceras municipales para recibir el jugoso chayo con la promesa de publicar notas o reportajes del lugar que visita.

“(…) Nuestro personaje central resultó muy hábil para esto de embaucar, pues de las publicaciones gratuitas que ofrece la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, toma un buen tanto para repartirlas en aquellas cabeceras del municipio asegurando que él directamente tiene que ver con estos trabajos.

“El colmo es cuando se envalentona con sus trabajadores. Cuando los quiere hacer menos. Actitud clásica de quien sufre un profundo complejo de inferioridad. Primero, para no pagar por algún servicio se esconde, pero después le dan los ataques de machito de cantina y es el momento en que saca la escuadra y los amenaza. (…)”

Hasta acá la extensa pero necesaria cita.

Fiel a su costumbre y después de verse claramente reflejado, nuestro personaje central se “envalentonó” con quien esto escribe y escenificó al machito de cantina que tan bien le sale.

Escupió una sarta de incoherencias dignas de su limitado lenguaje.

Levantó la voz y amenazó: “Melquiades Morales me apoya”.

Apuntó con su escuadra.

Volvió a escupir sandeces: “hablaré con Moreno Valle, eso es difamación”.

Y en su delirio, volvió a amenazar con la escuadra.

No es de extrañarse, porque personajes como estos –insisto-, absurdos, trágicos y cómicos, suelen reaccionar de esta forma al verse en el espejo de la realidad.

Sin embargo no está de más señalar desde esta trinchera que hago directamente responsable a Juan Manuel Hernández Ávalos o Juan Ávalos o Juan Hernández Ávalos, si sufro algún percance que dañe mi integridad física, la de mis familiares y colaboradores, así como a mi patrimonio.

A las autoridades les hago un llamado para que tomen nota de lo acontecido, independientemente de las medidas legales que ya se tomaron y que se tengan que tomar.

Esencia de Afrodita (Erotic)